¡Oh Mundo!

Este devenir de las cosas
necedades citadinas
y las calles pobladas
de algún mediocre rumor.

Caravana de miseria
reproches de la opulencia
hombres de papel
se juegan la vida en Wall Street.

Un mundo de cerrazón
desfile de nimiedades
carroza de la apariencia
y el orgullo vano
se levantan en armas.

Oh, mundo!
Saltar charcos en los caminos,
besar la lluvia
bailar con el viento
viajar por el mundo
vestir la primavera.

Saber que estás ahí
en un aura de quietud
sin razones en tus labios
en espera de que vuelva.

Eddy Ulerio