Por Eddy Ulerio

Desde que comenzó la pandemia en los estados de Nueva York y Nueva Jersey y el número de casos positivos fue reciente, era seguro que el Covid 19 entraría en Pensilvania en cuestión de días.

Cuando se confirmó el primer caso positivo en Hazleton el 21 de marzo, muchos residentes afirmaron que había más casos y que a la población no se le estaba diciendo la verdad.

A medida que pasan los días, los casos positivos se han disparado, y el condado de Luzerne lidera el contagio en comparación con otros condados regionales, donde Hazleton es actualmente, el epicentro de la pandemia, con más del 90 por ciento de los casos.

Hay algunos laboratorios, junto con el Hospital local, que están evaluando a las personas que llegan con síntomas y a los pacientes que dan positivo, si no hay complicaciones respiratorias o condiciones preexistentes, el hospital les indica a los pacientes que permanezcan en sus casas hasta que mejoren. Hace unos días, Lehigh Valley (hospital) dijo que debido a que no cuentan con suficientes pruebas de Covid 19, ha determinado hacerle las pruebas solo a personas de más de 65 años y otros con ciertas condiciones que lo ameriten.

Actualmente, el hospital no tiene suficientes respiraderos en caso de que haya una avalancha de pacientes con problemas respiratorios. A pesar de que una gran parte de la población mantiene la cuarentena, los casos continúan aumentando y no se observa cuando estaremos libres de contagios.

Hazleton

El alcalde Jeff Cusat dijo en un comunicado la semana pasada, que el 82% de los residentes no mantienen su distancia social. Además de no ser cierto, su comentario buscaba ocultar su falta de iniciativas y transparencia en el manejo de esta crisis. Su deficiencia comunitiva, sitúa su liderazgo en un bajo nivel.

En la mayoría de las veces, sus comunicados los publica en una página de Facebook personal y no a los medios de comunicación existentes en la ciudad. Desde que empezó la pandemia, solo ha enviado un comunicado al periódico Latino News; porque éste a través de un e-mail se lo exigió.

No es un secreto, que hay varios focos que han contribuido a la propagación del Coronavirus en esta ciudad y que las autoridades han hecho poco o nada para cuidar a sus residentes. Por ejemplo, existen medios de transporte dentro y fuera del estado, las fábricas esenciales o no, que en las primeras semanas del contagio, no implementaron ningún tipo de seguridad para sus empleados y, además, amenazaron con despedirlos, si dejaban de ir a sus trabajos por miedo a contagiarse.

Entiendo que no fue suficiente cerrar negocios no esenciales, si muchos hispanos viven del trabajo de las fábricas. En otras palabras, las fábricas han sido el foco principal de contagio en Hazleton.

Decir que la mayoría simplemente no está manteniendo la cuarentena, es una lectura de la situación muy alejada de la realidad. Es cierto que pueda que haya personas que no anden bien protegidas en las calles, pero son casos aislados, que no representan a la mayoría de las personas que viven aquí.

Sé que el alcalde no puede hacer nada para evitar que las compañías de transporte privado y las fábricas dejen de operar. Según las quejas de los empleados, los sindicatos de trabajadores y las quejas de los activistas de la comunidad a Osha y los esfuerzos de los políticos regionales, algunas compañías han cerrado momentáneamente para limpiar y mejorar el área de trabajo, dar máscaras faciales, guantes y guarder una distancia prudente para evitar contagios. Pero no ha sido suficiente.

Alcalde Jeff Cusat

En medio del temor de la población con los crecientes contagios, algunos empleados del Hospital han exteriorizado sus sentimientos racistas contra los hispanos en Facebook. Comentarios que se hicieron virales en las redes sociales.

Días después, LVHN dijo en un comunicado que el empleado que hizo los comentarios racistas contra los hispanos ya no trabaja para ellos, porque esos comentarios violan varias de sus políticas con respecto a la diversidad, la inclusión y el acoso y el código de conducta y política en las redes sociales.

Ahora en esta ciudad, el temor es, que los contagios aumenten y que el hospital no cuente con las camas suficientes para alojar a los pacientes que necesitan ser hospitalizados. Si hacemos cuentas, el número total de casos en el condado de Luzerne, aumentó a 2,372 casos positivos y 17 fallecidos.

Los casos recientes de contagio en Cargill Meat Solutions, donde más de 160 dieron positivos, como los más de 60 casos en Amazon y muchos más casos positivos en Mission Foods en el Parque Industrial Mountain Top; dan cuenta de que los empleados hispanos que son más del 80 por ciento de los trabajadores de estas fábricas, no están seguros en el trabajo.

No estoy tratando de desanimarme en medio de esta pandemia incontrolable, pero a nivel local no tenemos los recursos médicos ni la solidaridad de los propietarios de las empresas para frenar el contagio que crece exponencialmente todos los días.