Oda al amigo

Cómo no recordar amigo, tu semblante azul cuando abrías el puño y volaban mariposas como si fueran nubes se perdían en el cielo y tú te reías entonces. En cualquier ocasión repetías tu alegría, Hacías bailar a los peces sentabas piedras chatas en el lomo del río. Tus...